Cómo Se Trata La Ferropenia

Una vez que su médico conozca  los síntomas y haya estudiado los resultados de los análisis de sangre, podrá confirmar si sufre ferropenia o anemia ferropénica y recomendarle el mejor tratamiento. Una de las opciones de tratamiento consiste en aumentar la cantidad de hierro de la dieta comiendo más alimentos ricos en hierro como carne roja, hígado, cereales enriquecidos y verduras de hoja verde.1  Esta guía le ayudará a elegir alimentos ricos en hierro.

Puede que su médico también decida que necesita hierro adicional mediante

  • suplementos de hierro oral1, disponibles sin receta o por prescripción médica, o
  • hierro intravenoso,2-4 que se suministra directamente al torrente sanguíneo.

Algunos tratamientos pueden ser más adecuados para usted que otros, en función del nivel de ferropenia u otras enfermedades que padezca. Su médico podrá hablarle de los  tratamientos disponibles y recomendarle el  más adecuado.3,5

En función del tratamiento, el tiempo necesario para que se sienta mejor variará. Lo mejor es que le pregunte al médico cuándo puede esperar notar una mejoría3,6,7. Si tiene problemas con su tratamiento y experimenta efectos secundarios o piensa que sus síntomas no mejoran, acuda a su médico.