Menstruación

Tras el impacto inicial que puede causar la primera menstruación, ésta se convierte gradualmente en una parte de nuestra vida. Aprenderá a reconocer aquellos  trastornos emocionales que pueden aparecer durante el periodo, a hacer frente a los dolores menstruales con analgésicos y a asegurarse de llevar tampones en el bolso cuando sea necesario. Sin embargo, además de hacer frente a los aspectos prácticos de la menstruación, el impacto en su cuerpo es mayor del que piensa. Durante la menstruación pierde sangre, la cual contiene hierro. Esta pérdida implica que las mujeres necesitan hasta el doble de hierro en su dieta que los hombres.1

Si la cantidad de hierro de su dieta no es suficiente para igualar la cantidad de hierro perdida durante la menstruación, puede sufrir ferropenia o déficit de hierro. La ferropenia puede dar lugar a anemia ferropénica, en la que se reduce el número de glóbulos rojos sanos.2 La ferropenia y/o la anemia ferropénica pueden hacer que se sienta agotada, le cueste concentrarse o sea más vulnerable a las infecciones.3,4


Sangrado Menstrual Abundante Y Ferropenia


La causa más común de  anemia ferropénica en los países desarrollados son las menstruaciones abundantes, conocidas como sangrado menstrual abundante o SMA.5 Casi un tercio de las mujeres en edad reproductiva sufre SMA, lo cual afecta a su calidad de vida.5 ¿Cómo puede saber si sus menstruaciones son abundantes?

Un médico diagnosticará SMA cuando una mujer pierde más de 80 ml de sangre durante la menstruación. Resulta complicado medirlo, por lo que los médicos suelen buscar otros  signos de SMA para facilitar su diagnóstico. Por ejemplo, las guías clínicas del Reino Unido indican que una mujer sufre SMA si su pérdida de sangre es tan abundante que afecta a su calidad de vida.6 El siguiente apartado «¿Son mis menstruaciones demasiado abundantes?» le ayudará a saber si sufre o no SMA.

Puede que ya se le haya diagnosticado SMA y reciba tratamiento. No obstante, si sigue experimentando un cansancio excesivo, posiblemente sea debido a la cantidad de hierro que pierde cada mes. Eche un vistazo al apartado de síntomas de la ferropenia y acuda al médico para comprobar sus niveles de hierro.

¿Son Mis Menstruaciones Demasiado Abundantes?


Puede resultar complicado saber si sus menstruaciones son anormales o más abundantes que las de sus amigas y difícil explicarle a su médico el impacto que tienen en su vida. Las siguientes preguntas le ayudarán a evaluar hasta qué punto son abundantes sus menstruaciones y representarán el punto de partida para hablar con su médico.

  • ¿Necesita utilizar doble protección (tampones y compresas)?
  • ¿A veces tiene pérdidas de sangre en la ropa o las sábanas?
  • ¿Necesita cambiarse la compresa / el tampón cada dos horas o con más frecuencia?
  • ¿Presenta coágulos de sangre de grandes dimensiones (más de 2,5 cm de ancho)?

Si ha respondido afirmativamente a dos o más preguntas, puede padecer SMA. Acuda a su médico, ya que podrá ofrecerle un tratamiento que alivie algunos de estos síntomas. Si pierde mucha sangre en sus menstruaciones, tiene mayor  riesgo de tener niveles bajos de hierro, conocidos como ferropenia. Compruebe los síntomas y háblelo con su médico.

Incluso si no sospecha que sufre SMA, puede que le resulte complicado recuperar el hierro perdido durante la menstruación. La ferropenia es común en las mujeres y puede afectar al estado general de salud. Los resultados de un estudio mostraron  que la ferropenia afectaba al 19 % de las estudiantes.7 Si cree que puede tener unos niveles bajos de hierro, el apartado «Síntomas de la ferropenia» le ayudará a detectar algunos de los síntomas.


Síntomas De La Ferropenia


El cansancio puede parecer una consecuencia normal de la menstruación, pero si está muy agotada y no mejora  durante el periodo que transcurre entre menstruaciones, puede experimentar fatiga y agotamiento, que pueden deberse a la ferropenia.3 Puede utilizar nuestra encuesta sobre la fatiga para evaluar su nivel de cansancio y utilizar los resultados de la misma para explicarle al médico en qué grado el cansancio afecta a su vida.

Otros síntomas de la ferropenia o la anemia ferropénica incluyen palidez8 y pérdida de concentración con facilidad.3 Para obtener más información sobre los síntomas de la ferropenia, consulte el Explorador de síntomas.


Puede Que Sufra Ferropenia, ¿Qué Puedo Hacer?


La menstruación se convierte en una parte de nuestra vida, por lo que puede que no pensemos en hablar con el médico sobre ella. Puede sentir que, a pesar de que sea muy abundante, simplemente debe acostumbrarse a ella. Pero si la menstruación afecta a su vida, independientemente de si es abundante o no, debe acudir al médico. Recuerde que puede solicitar que le atienda una médico o sentirse más cómoda si habla antes con una enfermera.

Su médico solicitará un análisis de sangre y esta guía le ayudará a entender los resultados del mismo. Asimismo, una dieta sana y equilibrada puede ayudarle a mantener sus reservas de hierro en unos niveles adecuados.

Recuerde que la menstruación solo forma parte de su vida: no deje que se adueñe de ella.